viernes, 25 de abril de 2014

Vino y Gastronomía : Armonía Conservas Serrats Sardinillas en aceite de oliva, Conservas Picuezo Bruschetta Pimientos del Piquillo y Bodegas Crayón Talaia Roble 2012 Cinco Meses.






bodegacrayon.es

Triple divulgación de empresas de alimentación hoy en el blog. De Conservas Picuezo, localizada en el municipio riojano de Autol; ya he comentado en anteriores entradas que se trata de una conservera familiar con una larga trayectoria en el sector de la alimentación, cuyas referencias tienen una calidad basada en una obsesión por la salud de sus clientes, con varias lineas de producción en el mercado, y un interés creciente día a día, por la nutrición y el bienestar.
En esta ocasión he utilizado su bruschetta de pimientos del piquillo, sabrosa, con un perfumado aroma que repercute en nuestras sensaciones cuando abrimos la tapa del coqueto frasco de cristal. Tras tostar una rebanada de mi pan predilecto, como siempre el del Horno San Miguel de la localidad riojalteña de Cuzcurrita del Río Tirón, he untado su miga con una buena dosis de la bruschetta de Conservas Picuezo. Hasta ahí, todo pinta sensacional. Pero a partir de ese instante, y con la incorporación de las sardinillas en aceite de oliva de otra empresa conservera, Serrats, localizada en la vizcaina localidad costera de Bermeo, el pincho adquiere ese aspecto estético que haría las delicias del mismísimo Pantagruel.
Presentadas en lata de 120 gramos, con una media de entre dieciseis y veinte piezas, las pequeñas sardinas de Serrats vienen cubiertas de aceite de oliva previamente seleccionado. En esta conservera vizcaina se mima la calidad, y cortadas, descabezadas y limpiadas a mano, sus sardinas se tuestan al vapor y acto seguido se acompañan por el oleo, para lograr un producto gourmet de primer orden,
Serrats cuida el tiempo que transcurre entre la captura y el proceso de conserva, de cara a que sus productos lleguen a nuestras mesas plenos de propiedades nutritivas y por supuesto de calidad.
Con la vitamina B12 como estandarte y con otras propiedades saludables como ser fuente de Omega3, además de un rico valuarte en cuanto a sodio, fósforo, yodo y calcio, y tener buen aporte de otros grupos de vitaminas, como la A, D y E; una lata de sardinillas de Serrats no es sólo un manjar, sino también una importante fuente de salud y proteínas.
Como se puede comprobar en una de las imágenes adjuntas al presente texto, el pincho fue condecorado con una tira de alegría riojana, para acabar de dar gusto a quienes gozamos saboreándolo. Dos conserveras, una de pescado, otra vegetal; que han armonizado de mil amores, en un pincho espectacular y de verás, inolvidable, a la par que sencillo.
Pero ahí no terminó la suerte, y para acompañar la tapa en cuestión, decidí seleccionar un vino de Ribera del Duero, que la bodega burgalesa Crayón, decidió enviarme, como las otras dos empresas ya mencionadas, de modo desinteresado.
Se trata de su vino tinto con cinco meses de roble, en edición de añada 2012, otro Talaia, cercano, fresco y lozano.
El roble francés acompañando a la fruta cien por cien tempranillo, dando en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos. Nariz que envía recuerdos de fruta roja y negra maduras, con algunas sensaciones de sazón, especiados suaves y un fondo que deja recuerdos de mineralidad. La boca es intensa en el arranque, aportando frescura y pulpa, con sabrosa traza de acidez, avance directo, dejando huellas de fruta en toda su extensión. Hay taninos golosos y finos, con la persistencia media alta, y una retronasal de más complejidad que la fase aromática, mostrando notas de cerezas y frambuesas, vainillas, algunos balsámicos ligeros, flores rojas y en el perímetro un buen calzo mineral, que enseña una credencial de sapidez y terrosidad.
Amable, fácil de beber. y perfecta compañía, teniendo en cuenta su buena dosis de frescura; para este pincho tierra mar.
Lo califico en su añada 2012 como muy recomendable.
Mi agradecimiento final a Conservas Picuezo, a Conservas Serrats y a Bodegas Crayón, por haberme facilitado este sabroso momento del día.

2 comentarios:

  1. ¡Qué bien redacta, Maestro! Me encanta leer sus artículos. Le deseo un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Amiga mía, me sacas los colores con lo de "maestro". De verdad que de eso nada, solo soy un alumno con pasión por la gastronomía y el vino. Iguales deseos para usted...

    ResponderEliminar