martes, 1 de abril de 2014

Telmo Rodríguez MR Mountain Wine 2010.


Del siete de marzo de 2013 data mi inclusión en este blog, de una entrada correspondiente a esta misma etiqueta en edición de añada 2009. Como en el caso presente, aquel vino lo pude disfrutar durante la celebración de la semana del vino de Ollauri, y como en aquel pretérito ejercicio de cata, manifiesto ahora mi buena sensación, por estar delante de un vino cómodo, agradable, aportando buena sensación de fruta, tal vez más ligero y fluído que en la añada precedente, pero dejando a las claras que el equilibrio impera, con un estupendo balance de acidez y dulzor, sin estridencias ni altibajos.
Moscatel de Alejandría, que acredita en su vinificado una fermentación en depósitos de acero inoxidable, bajo control de temperatura; con una crianza en los mismos durante nueve meses.
Ofrece en copa parada un color amarillo pálido y brillante, con la nariz evocando sensaciones de piel de naranja, acacia, pétalos de rosa, con un final que descubre un tono de mineralidad amplificado y que recuerda a pizarra y roca húmeda.
La boca es placentera, aporta en la entrada un buen punto de fruta, con la acidez que se despliega con longitud, hay notas cítricas en el avance, con buena envolvencia; tal vez menos marcado en untuosidad que la añada 2009. La retronasal abunda en limón y piel de naranja, confitura; algunos puntos de matorral y matojo, seña leve de flores blancas, con el fondo que evoca huellas minerales de buena complejidad, con la personalidad de la Axarquía malagueña por bandera.
Lo califico en esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Uno de esos vinos que agradan por mantener una agradable viveza frutal y un equilibrio digno de aplauso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario