miércoles, 30 de abril de 2014

Restaurantes con vino : Laia - Hondarribia/ Guipúzcoa.













A la izquierda de la carretera que comunica Irún con Hondarribia, y tras conducir el coche por una estrecha y arbolada carretera vecinal en sombra, Arkolla Auzoa; se abre un espacio acampado en donde el restaurante Laia, con los hermanos Aiala, propietarios; y con el chef irundarra Asier Alkalde, recientemente semifinalista en Alimentaria y cocinero del año para la cadena Makro; como protagonistas en sala y cocina; brilla con propia luz. Antes de entrar, mis ojos comprueban la existencia de un pequeño huerto, en donde las fresas comienzan a brotar, acompañadas de una buena galería de hierbas aromáticas.
Tiene el Laia depósitos de acero inoxidable, en donde los comensales pueden acceder a una sidra lustrosa, refrescante; y que en mi caso sirvió como buen aperitivo.
En la celebración del bautizo de mi sobrina Adriana, el Tobelos crianza en edición de añada 2009, hizo los honores, con su sello inconfundible de un riojano monovarietal de tempranillo, acreditando vendimia manual, fermentación con dos remontados diarios y maceración sobre hollejos, terminando con un periodo de crianza de trece meses en barricas de madera de roble francés, americano y centroeuropeo.
Un vino que en copa parada acredita un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos. La nariz enciende recuerdos de fruta roja madura con un compás licoroso, especiados y madera en segunda instancia, dejando en el final una fragancia suave de granos de cacao.
Tiene buen arranque en la entrada, con jugosa personalidad, la fruta escenificando su potencial, con la acidez bien desplegada, taninos golosos y marcados, buena seña de persistencia. La retronasal abunda en ciruelas rojas, cerezas y vainilla, con alguna nota láctica y tostados. Tiene en el final una fina guía de salinidad, prolongando la complejidad del vino. Menos intenso el recuerdo del cacao, que se prendía del perfume. Lo califico en esta añada 2009 como muy recomendable.
En cuanto a la mano de los chef Aiala y Alkalde, debo manifestar que toda la comida estuvo sensacional, con predilección personal por el foie buen cubierto por una costra de frutos secos, y con una base en forma de salsa de cacahuete, perfecto detalle la presencia en el emplatado del arachis hypogaea en versión fruto; que armonizaban de un modo digno de aplauso. En segunda escena , un gajo de mandarina y una punta verde, como actrices secundarias de excepción.
Y ante todo, superior materia prima.
De mis selecciones, sigo con el previo, una crema de guisantes con aceite de oliva, que para abrir el paladar, resultó de una fina elegancia, con el punto enlazado entre ambos productos, y una estética también esmerada, la cromática en vaso alargado, ese verde testimonial; le daba un firme aire sensual.
Ensalada de hongos, pato y langostinos crujientes, una opción equilibrada, tierra y mar unidas por un sabroso guiño creativo, con el paso por boca, colmado nuestros sentidos de buenas sensaciones armónicas. Tal vez, en este plato; hubiese agradecido un golpe más de aliñado, en cuanto al verde se refiere.
Y por último, destaco el bacalao, magistral, pleno de su punto de textura, con las láminas desplegándose a simple toque de tenedor, con lo que me pareció un suave pil-pil, y unos pimientos rojos que afianzaban la personalidad del plato, dejando abierta una puerta a connotaciones riojanas, que se intercalaban con la cocina tradicional vasca.
El resto de la comida, un chuletón en su acertado punto rojo de los de quitar el sombrero, generosa calidad como toda la cocina que este asador guipuzcoano ofrece; y un hojaldre acompañado de helado en el postre; puso una guirnalda de lujo para una celebración familiar de las que se recuerdan de por vida.
Por cierto, para mi muy importante; magnífica oferta de vinos, con reseñas de buen empaque tanto de Rioja, como de Ribera del Duero, entre otras denominaciones.
Mi enhorabuena a los hermanos Aiala y a Asier Alkalde, y espero seguir deleitándome muchos años con su buen pulso delante de los fogones.

2 comentarios:

  1. Muy buenos los comentarios vitivinícolos y gastronómicos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga por tu fidelidad Un abrazo

    ResponderEliminar