miércoles, 16 de abril de 2014

Pazo de Vieite 1932 Vendimia 2012.




Mi agradecimiento sincero a esta bodega gallega, y a la plataforma digital escompring, ya que gracias a la desinteresada colaboración de ambos, he podido catar vinos como el presente, un ribeiro surgido de las cepas del Priorato de Vieite, por el que en el lejano siglo XVII pasaron los monjes de San Clodio, y del que se elaboraron solamente cuatro mil botellas.
Aporte mayoritario de la casta treixadura, al ochenta y cinco por ciento; con menores proporciones de godello, loureira, albariño y torrontés. Crianza sobre lías en depósito durante un periodo de veinticuatro meses exhibiendo en copa parada un color amarillo pajizo con algunos tonos leves verdosos, siendo la nariz una buena recreación de frutas jugosas, pera y melón, con algunos tonos florales poco marcados, alguna nota de melosidad y finalizando con una breve nota balsámica, que sólo se deja intuir.
La boca es frondosa, buen arranque frutal, media alta sensación de acidez y frescura, untuosidad en su alcance del paladar, finura y precisión escénica.
Amable en su persistencia, redondea su expresión con recuerdos, que en la retronasal marcan idéntica fruta que en la fase olfativa, con puntos florales y melosos, un guiño de cremosidad, acabando en la misma intuición balsámica que la expresada en el epílogo de la vía nasal.
Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario