sábado, 26 de abril de 2014

Gastronomía : Lácteos Martínez Queso Los Cameros Cabra Semi Curado.




El queso camerano es en La Rioja de los vinos, uno de esos tesoros que debe reconocerse y apoyarse. No sólo por el hecho de que, quien esto escribe es un firme defensor de las bondades que el queso como alimento concede a quien lo consume, sino por la maravillosa realidad objetiva que nos seduce cuando combinamos una porción de buen queso con pan y vino.
Las armonías alimentarias con los quesos de cabra que elabora esta quesería riojalteña, tendrán pronto su representación particular en este blog cuando comenté mis impresiones sobre el cabra curado. Pero hoy comienzo versando sobre mi cata de este semi curado, un camerano, creación láctea del que el Mester de Clerecía, mediante el poeta riojano Gonzalo de Berceo, ya contaba grandezas :

Unas tierras dan vino, en otras dan dineros,
En aguna Çevera, en alguantas carneros,
Fierro traen en Alava e cunnos de azeros, 
Quesos dan en ofrendas por todos los
camberos.

El camerano semi curado se elabora con leche pausterizada, con una maduración aproximada de treinta días a treinta y cinco días, de corteza marcada, materia grasa sobre extracto seco con una proporción mínima del cincuenta por ciento, desarrollo de mohos de afinado, friegas con aceite de oliva, y la sensación de estar meciendo los sentidos en un trozo de la historia de la milenaria Rioja.
Suavidad, cremosidad, medio punto en cuanto a acidez, sensaciones herbáceas muy finas, dominando las notas lácticas y algunos guiños de cereal en menor intensidad.
Estética de color marfileño, untuosidad en su alcance del paladar, bastante compacto en el análisis visual, con presencia de algunos ojos, media solubilidad, harinoso, intenso y con buena persistencia.
Sin duda es uno de esos quesos, que dispuesto en cuñas en el centro de una mesa familiar ó en desenfadadas reuniones de amigos, satisface plenamente y desaparece con celeridad. Doy fe de ello.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Y ya lo saben..., en Haro no sólo hay buenos vinos, también un espacio privilegiado para quesos, que como este de Lácteos Martínez, hay que conocer y disfrutar.
Mi más cordial agradecimiento a esta familia y al equipo profesional y humano de esta quesería, por su desinteresada colaboración con este espacio de divulgación de la cultura gastronómica y vitivinícola.

2 comentarios:

  1. Excelente explicación. No hay mejor combinación que la de quesos, vino frutado y si es posible uvas moscatel. Buen domingo y comienzo de semana.

    ResponderEliminar