miércoles, 23 de abril de 2014

Gastronomía : Finca El Río Innoliva AOVE.




Mi agradecimiento sincero a los responsables de esta empresa aceitera, con sede en la ciudad de Pamplona, y con una alta producción de aceites de oliva vírgen extra de calidad, elaborados con frutos procedentes de olivares localizados en Extremadura y Portugal.
En concreto la muestra que me dispongo a comentar es la versión española de un aceite, que cumple con los cánones de trazabilidad del proceso de elaboración, que acredita una procedencia cien por cien de las extremeñas fincas de Guadalupe, que cumple los requisitos de elaboración en frío y que ya desde su apriorístico análisis olfativo, nada más quitar el tapón a la botella, demuestra un potencial aromático que derrocha franqueza.
La arbequina, monovarietal en este AOVE de Innoliva, es un fruto del olivar que procede históricamente de Palestina, de donde fue introducido en España por el Duque de Medinaceli, en el siglo XVII, y fue este aristócrata quien la bautizó con ese nombre, para homenajear el municipio leridano de Arbeca, en donde residía y en cuyas tierras defendía una casa palaciega.
En vaso de cata muestra un color amarillo verdoso, dejando en vía nasal recuerdos a hierba verde, manzana, mata de tomate y más débil nota de alcachofa, predominando sensaciones herbáceas. La boca tiene una entrada que acredita equilibrio entre acidez, dulzor, amargor y punto picante final, este nada percutor, bien integrado en el conjunto. Pasa con suavidad, sin estridencias, buen despliegue de frescura, frutado, buena condición untuosa.
Un sugerente punto cítrico, deja paso para su persistencia final, a evocaciones de tomate, frutos secos verdes, hierba fresca y algún guiño balsámico y de hinojo.
Buena complejidad y elegante expresión.
Lo califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario