sábado, 5 de abril de 2014

Gastronomía : Borraja Conservas Juker y Patata Kennebec.





elmercadodelosproductores.com

Un honor poder compartir con mis lectores habituales algo tan tradicional y a la par tan sabroso como un buen guiso de borraja y patata, gracias en suma, al desinteresado aporte de tres empresas, La Plaza de Rioja, Conservas Juker y Patatas de Calidad.
La borraja de Rioja, borago officinalis; posee cualidades diuréticas, es recomendable para los excesos de stress, y tiene un buen potencial emoliente para la dermis. Tonificante, su alto contenido en ácido nicótico, previene contra las enfermedades cutáneas.
Su consumo es recomendable en casos de excesos de colesterol, de tensión arterial elevada y es un buen agente regulador de estrógenos.
En el caso del producto en conserva que Juker de Pradejón comercializa a través de La Plaza de Rioja, el mercado de los productores; presenta una buena calidad, con buen punto de textura, limpia la verdura sin los a veces habituales hilos fruto de una deficiente preparación, con un buen sabor y un color que mantiene vivas sus condiciones naturales.
Junto con las patatas Kennebec, de la empresa gallega patatascalidad.com, de un bello color blanco interior, con una magnífica sensación harinosa y de sabor terrestre, forma ovoide, buen comportamiento en la cocción, dan forma a un buen matrimonio culinario, al que añadiendo un refrito de ajo con aceite de oliva vírgen extra, logra la plena satisfacción de cualquier grupo de comensales, que adoren los guisos de siempre, tradicionales, caseros y llenos de valor nutritivo y saludable.
Las patatas, solanum tuberosum; son un alimento carente de grasa, buena fuente de fibra, y contribuyen a proteger la función digestiva, además, dato no siempre conocido; de tener un buen contenido de Vitamina C, potasio y varias vitaminas del grupo B.
Me queda agradecer la buena colaboración de estas tres empresas con mi espacio de divulgación de la cultura gastronómica, y emplazar a mis lectores habituales a que emulen mi receta, que por cierto, sin ser propia, ni siquiera orginal, sí constituye un buen pretexto para disfrutar de la buena cocina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario