martes, 8 de abril de 2014

Dominio de Berzal Selección Privada 2011.


Mi agradecimiento a los responsables de la bodega riojana Dominio de Berzal por su envio desinteresado de muestras, algunas de las cuales ya comenté en entradas precedentes del blog.
En esta oportunidad estamos delante de la referencia Selección Privada en edición de añada 2011, un monovarietal de tempranillo elaborado con frutos procedentes de tres parcelas diferentes, que acreditan una media de edad de más de setenta años.
Maduración acreditada de diecisiete meses en barricas de madera de roble francés, exhibiendo en copa parada un color apicotado con reflejos violáceos. Buena traza aromática de fruta roja madura, con algunas notas de sazón, especiados ligeros, punto de acetato que va desapareciendo a medida que se agita la copa, pero que en el comienzo se hace notorio. No lo considero defecto, ya que es uno de esos acetatos volátiles, no empecinados.
Hay algunos lácticos no extensos en la percepción.
La boca es sustanciosa, elegante en el comienzo, media alta traza de acidez, tiene por igual puntos de frescura y calidez, con los taninos finos y golosos, cierta untuosidad en el recorrido.
Buena sensación de persistencia, pronunciando en la retronasal firmes evocaciones de ciruelas rojas, vainillas, algunos tonos de flores rojas, ebanistería y un punto de licorosidad.
Es una tempranillo amable, bien pronunciada, que pese a ese punto inicial de acetato en el aroma, termina convenciendo por un más que demostrado equilibrio y un buen volumen, que unido a la más que apacible elegancia del vino durante su avance, convierten esta edición de añada 2011 del Selección Privada de Dominio de Berzal, en un vino que califico entre recomendable y muy recomendable. Ampliará su condición con algún tiempo adicional de guarda responsable en botella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario