miércoles, 9 de abril de 2014

Bodegas Urbina Tempranillo 2013.


Segunda de las muestras catadas durante mi reciente visita a estas bodegas riojalteñas localizadas en el simpático y singular municipio de Cuzcurrita. Con Pedro Benito hijo a los mandos pude analizar la expresión de la varietal tempranillo marcada con franqueza, buen equilibrio, hija de una maceración de quince jornadas con control de temperatura. Un vino que en copa parada muestra un color apicotado de buena intensidad, reflejos violáceos.
Suavidad frutal imperando en la fragancia, con algunas notas de pétalos de flores rojas, y un guiño balsámico menos influyente. Buen arranque en boca, expresando buen dulzor proveniente de la fruta madre, frescura que se despliega mediante un buen tono de acidez, sensaciones de esa maceración que le aporta un buen tono de concentración frutal. Tiene equilibrio y un más que meritorio punto de vinosidad. La retronasal nos habla de ciruelas rojas y cerezas, con alguna evocación de pétalos de rosas y un final que despliega un suave tono que me recuerda al regaliz.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario