viernes, 11 de abril de 2014

Bodegas Mas Vida 17 Blanco Cosecha 2013.


bodegasmasvida.com

Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega gerundense acogida a la denominación Empordá, por su desinteresado envio de esta muestra de su monovarietal de la casta chardonnay, un vino blanco pleno en expresión de fruta y frescura, amparado por el paraíso que Mas Vida escenifica como dominio vitivinícola en una antigua rectoría abandonada, que fue rescatada del olvido y consolidada por un equipo de trabajo en donde la enóloga Elisabet Rimalló ejerce la labor técnica de dirección.
Estamos delante de un vino que exhibe un color amarillo pálido con reflejos verdosos, buena nota de fragancia en su aproximación a nariz, dejando notas cítricas, manzana, con algunas notas balsámicas en segunda instancia, dejando en el perímetro un punto herbáceo y floral que da mayor consistencia al perfume.
La boca arranca con buena profundidad en la frescura, aportando un guiño inicial de frutosidad que se extiende durante el avance, suavidad y longitud en la acidez, hay equilibrio y sobre todo una sustanciosa personalidad. Textura untuosa, que aún ganará más enteros con un tiempo adicional de estancia en botella, y retronasal que nos habla de limón, manzana verde y pomelo, con apuntes de flores blancas y amarillas, hierba fresca, y ya en el final una mineralidad que en esta fase se apuntala con más intensidad que en la fase olfativa.
Es un vino fresco, divertido, que reivindica con clase el concepto frutal que aporta la chardonnay.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

2 comentarios: