jueves, 24 de abril de 2014

Bodega Heredad Baños Bezares Gran Bohedal Crianza 2010.


De mi pasada visita a la bodega Heredad Baños Bezares, en pleno cambio de imagen y de localización, con un ilusionante y nuevo proyecto, amparado en la tradición y el conocimiento de causa de los padres de la familia Tejada, y en la pasión de Leire por el mundo del vino; recupero este crianza en edición de añada 2010, Gran Bohedal que luce en el exterior con las luces y los colores  de una etiqueta parlanchina, siendo yo de los que opino que han ganado con el cambio.
En cuanto al vino, monovarietal de tempranillo, acredita doce meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, con un periodo adicional de afinado en botella de otros doce meses, antes de salir al mercado.
Copa parada que exhibe un color apicotado con algunos reflejos grana y ligeros purpúreos. La nariz esgrime recuerdos de fruta roja madura con algunas guías de sazonado, fino fondo especiado, con algún atisbo de flores rojas y un perímetro de buena ebanistería.
La boca se abre con un buen punto goloso, la fruta predominando; con la traza de acidez delineando el avance y desplegando buena racha de frescura, taninos golosos y pulidos, buena y franca seña de persistencia. Tiene un carácter de vino jugoso, mostrando en la retronasal sensaciones de ciruelas rojas y cerezas, vainilla, con algún punto láctico breve, y notas tostadas y de la madera continente.
Equilibrio y volumen de media alta condición.
Un vino de Rioja, que en esta añada 2010, califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario