viernes, 18 de abril de 2014

Bodega Heredad Baños Bezares Bohedal Tinto Joven 2012- (Segunda Cata).


Cambio de imagen en la presentación de los Bohedal, con la familia Tejada detrás de un proyecto que también ha trasladado desde su Briñas de origen al municipio también riojalteño de Cuzcurrita de Río Tirón.
Tinto joven en edición de añada 2012 que he podido catar y degustar en un cuanto menos peculiar lugar, las instalaciones deportivas del Aurrerá de Vitoria, en Olaranbe, y en uno de esas barras en la que los padres solemos hacer tiempo mientras comienzan los partidos de nuestros hijos.
Anteriormente ya había catado y escrito sobre esta misma cosecha, durante la penúltima edición de la presentación de añadas de Bodegas Familiares de Rioja, en entrada de este blog correspondiente al dieciseis de marzo de 2013.
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2013/03/heredad-banos-bezares-bohedal-tinto.html 
Es un vino que acredita una composición monovarietal de tempranillo, elaborado con frutos de esta casta vendimiados en cepas asentadas en parcelas de Rioja Alta y Rioja Alavesa sobre suelos arcillo calcáreos, siendo la edad media de los viñedos de entre veinte y cincuenta años.
Tras despalillado y estrujado, y mediando remontados y delestage, hay un periodo de fermentación de doce días bajo control de temperatura y una maceración de cinco jornadas.
Lozano, fresco, con buena estructura vinosa, profundidad de la fruta, exhibiendo en copa parada un color apicotado oscuro e intenso, con reflejos violáceos.
La nariz plantea evocaciones de fruta roja y negra maduras, con algunas señas de mermelada, y un guiño suave y muy elocuente, que presenta evocaciones florales, lácticas y balsámicas.
La boca es profunda desde el arranque, amparada en una buena traza de fruta, buen punto de jugosidad, con pulpa en el avance, media alta sensación de acidez y frescura, con la lozanía por bandera, marcando buena seña de persistencia y una retronasal que habla de moras y fresas, pétalos de flores violetas, cremosidad y un punto de regaliz.
Un vino franco, intenso y que homenajea la fruta y por ende, la casta varietal tempranillo.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

2 comentarios:

  1. Y después de todo lo que has dicho Juan, te has quedado tan fresco. Yo no sé si alguien que no entre en el aspecto comercial, tántrico con frescura abstracta y sembrada de ciruela se ha enterado..Yo, ni idea. debe de ser que mi cerebro no esta cultivado. Joer

    ResponderEliminar
  2. Hay respuestas que desde un punto de vista de ciruelas tantricas, no merecen ser dadas Este es el caso Máxime cuando me quedo tan fresco no dándola Salud!

    ResponderEliminar