miércoles, 12 de marzo de 2014

Vino y Gastronomía : Armonía Ciruelas Claudia Pasas Cidaeco y Bodegas Perica Olagosa Crianza 2010.







elmercadodelosproductores.com
Comienzo agradeciendo a Bodegas Perica y La Plaza Rioja su desinteresada colaboración con mi proyecto divulgador de la cultura vitivinícola y gastronómica mediante el envio de varias muestras de sus principales referencias, habiendo utilizado las aquí presentes para crear una armonía, que paso a continuación a detallar.
Las ciruelas claudia en formato pasificado que distribuye La Plaza Rioja son hijas de la empresa Cidaeco, Cooperativa Agrícola y Ganadera del Cidacos, con sede en la localidad de Quel; y forman parte de la Asociación Ciruelas de Nalda y Quel, Variedad Reina Claudia. Es una de las frutas más típicas y tradicionales de Rioja, con un apetitoso sabor, y que en el caso de quienes hemos crecido en esta comunidad, forma parte de nuestra memoria sensitiva, no sólo por cuestión de los recuerdos de la niñez, cuantos buenos recuerdos estivales viendo madurar y pasar del verde al amarillo los frutos colgando del ciruelo; sino por ser uno de los testigos aromáticos y gustativos más presentes cuando se trata de catar algunos buenos vinos blancos.
En esta oportunidad, mi suegra, hábil cocinera; quiso premiar a la familia con un pollo de los de corral, en cuyo interior situó un relleno frutoso amparado en estas ciruelas claudia pasas, manzana reineta y orejones.
Mimo en el horno, buen producto, manos de madre y como resultado un opíparo plato dominical, de esos que colman el espíritu para el resto de la semana.
Las ciruelas claudia pasificadas de Cidaeco poseen propiedades antioxidantes, son agentes de buena influencia contra las enfermedades cardiovasculares, tienen fibra, sorbitol y otras sustancias aligerantes del organismo, además de ser muy indicadas para dietas equilibradas.
Pollo y ciruelas, un magnífico combinado.
Para dar buena escolta a este manjar en donde el medio rural es claro protagonista, me decidí por el crianza en edición de añada 2010 de Olagosa, vino tinto de la también muy riojana bodega Perica, situada en el municipio de San Asensio.
Tempranillo en un noventa por ciento, con partes paritarias al cinco por ciento de garnacha y mazuelo, acreditando una maduración de dieciocho meses en barricas de madera de roble americano y del este de Europa.
Los frutos con los que se elabora este vino fueron vendimiados en distintas parcelas, localizadas en Finca La Olagosa, buque insignia de la bodega; Valdeviñas, Ladera de Don Ventura, Casalarreina, Briones, Cenicero y San Asensio.
En copa parada muestra un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos.
Elegante muestra aromática, abundando en matices de fruta roja y negra maduras, con aportes lácticos, especiados y balsámicos en segunda instancia.
Es goloso en el arranque en boca, con un punto cremoso en el avance, fruto de la madera que le dió cobijo; buena traza de acidez, prolongada; que aporta frescura durante el recorrido, taninos golosos y pulidos, con una estupenda sensación de persistencia, se siente la fruta predominando.
La retronasal habla de cerezas y ciruelas oscuras, con algunas notas de vainillas, bendita señal láctica que se mueve en coordinación con un más suave punto balsámico, dejando una percepción de tostados y ebanistería, y un final en donde la fruta y un punto de débil sazón prolongan las sensaciones del vino.
Equilibrado, con buen volumen y amplitud.
Lo califico en esta añada crianza 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Un gran crianza y unas buenas ciruelas pasas de Rioja...un pollo que se precie no puede imaginar mejor compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario