sábado, 22 de marzo de 2014

Florentino de Lecanda Reserva 2009.


Vino catado durante mi fugaz asistencia al Carnaval del Vino, evento celebrado hace escasas fechas en el Hotel Los Agustinos de Haro. Con fecha veinte de febrero de 2013, figura en este mismo blog la entrada referente a la misma etiqueta, correspondiente a la cosecha 2008.
Noventa y cinco por ciento de la varietal tempranillo, con el cinco por ciento restante ocupado por un aporte de garnacha, acreditando una maduración en barricas de madera de roble americano.
Enlaza con claridad con el prototipo de vinos de Rioja, dibujando en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con reflejos grana y violáceos, aquellos más marcados que estos.
Nariz que demuestra un buen aporte frutal, roja madura; con secuencias balsámicas y algunos especiados que se insinúan, dentro del conjunto. Predomina la fruta, exhibe un perfume de buena intensidad.
La boca arranca con buen dulzor, traza media alta de acidez, suavidad en el avance, con los taninos marcados, finos y golosos, hay una buena seña de persistencia, acreditando longitud. La retronasal aparece marcando evocaciones de ciruelas rojas, un punto de ebanistería, con fondo balsámico del que sobresale un recuerdo mentolado.
Tiene nervio y fruta, además de equilibrio, y representa bien la leyenda viva del Rioja. Progresará en botella de manera adecuada, aunque ya tiene un buen presente.
Lo califico en esta añada 2009 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario