domingo, 9 de marzo de 2014

Domaine La Maurine Galopins 2011.



Mi agradecimiento a Carole y Sébastien Collot, por su desinteresada colaboración con mi proyecto de divulgación de la cultura vitivinícola, mediante el envio de varias muestras de sus referencias.
Catado, comentado y publicado hace pocas fechas su monovarietal de viognier, hoy me dispongo a desplegar mi crónica sobre este Galopins en edición de añada 2011, un vino tinto acogido a la apelación Saint-Chinan, que se elabora en base a una fusión varietal de las castas garnacha y carignan, en proporción paritaria; con frutos que surgen de viñedos asentados sobre suelos de composición arcillosa y calcárea.
A su proceso de vinificado tradicional, se le suma un aporte de madera de roble francés para la proporción de carignan utilizada.
En copa parada exhibe un color rojo apicotado de cierta profundidad, con reflejos violáceos.
Nariz de buena complejidad, con el inicio en clave de fruta roja ligeramente sazonada, notas de matorral y balsámicas, con un final en donde se aventuran insinuaciones no muy cargadas de cacao.
La boca arranca ligera, con un paso fluído, la acidez en seña media alta, marcada tanicidad con perfil fundente y goloso, creo que precisa de algún mes más en botella para terminar de demostrar todo de lo que es capaz, aunque su presente ya es muy meritorio. Envolvente al final, aunque en su avance sea más bien ligero. Buena concentración de fruta, con la retronasal hablando de cerezas y frambuesas, matorrales, punto de broza y maleza, dejando para el final matices de cacao y una seña herbácea fina y prolongada.
Un vino que merece la calificación de muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario