martes, 25 de marzo de 2014

Compañía de Vinos Telmo Rodríguez Lanzaga 2009.


Vino catado durante mi reciente asistencia a la semana del vino, evento que año tras año se celebra en la localidad riojalteña de Ollauri, siendo una de esas citas ineludibles para este escribano de vinos, no ya por su excelente organización, sino también por la maravillosa selección de ponentes, los cuáles ocupan un espacio de divulgación y debate, digno de elogio.
Este vino de Telmo Rodríguez, se elabora con las varietales tempranillo, graciano y garnacha, con frutos procedentes de las parcelas Majadales, Atalaya, Arroyo La Losa, Soto y Pasocastillo, frutos procedentes de viñedos asentados en suelos localizados a una altitud media de entre quinientos y seiscientos metros, siendo de composición pedregosa, caliza y limosa, baja fertilidad.
Selección de racimo en viña, con vendimia manual, la fermentación se lleva a buen término con levaduras autóctonas y en cubas de cemento. Acredita una maduración de catorce meses en fudres y barricas, dejando en copa parada un color apicotado con reflejos violáceos, buen brillo; manifestando en nariz un perfume de fruta negra madura, avance de fragancia láctica y balsámica. La boca es intensa desde el arranque, desplegando una traza de acidez prolongada, aún con lozano impetú, dejando a las claras que es un vino que aún precisa un periodo adicional de estancia en botella. Envolvente, dando perfil de ducha de fruta, con los taninos muy marcados, lanzando seña de astringencia, con las encías y la punta de la lengua embargadas por cierto amargor y un punto de picor. Me ha recordado por momentos a mis experiencias de primeur en Burdeos, profundo y aún un tanto levantisco. La retronasal habla de ciruelas negras, arándanos y grosellas, nota fina de cremosidad, con punto de regaliz y algún fondo mineral que irá progresando al alza, pero que ya deja su impresión.
Lo califico de momento como muy recomendable, aunque creo que con un tiempo más de afinado en botella, podrá subir más peldaños hacia la gloria vinosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario