jueves, 13 de marzo de 2014

Château Montlabert 2009.


Con mi sincero agradecimiento a los responsables de Château Montlabert, comienzo esta entrada del blog, dedicada a la cosecha 2009 de esta primera etiqueta de un dominio acogido a la apelación Saint-Émilion, en categoría Grand Cru, muestra que me ha sido enviada de modo desinteresado desde la propia bodega, al objeto de mi cata y análisis.
Merlot y cabernet franc se unen, acreditando catorce meses de maduración en barricas de madera de roble francés y desplegando un vino, que en lo esencial cumple los cánones de elegancia, marcada tanicidad y buen equilibrio, que pueden exigirse de antemano a un buen vino de Saint-Émilion.
Cierto es que en cuanto a complejidad no se muestra alargado en exceso, pero demuestra un buen estado de forma, sobre todo en cuanto a fruta y prolongación.
En copa parada exhibe un color apicotado con reflejos púrpura y grana. Nariz que manda recuerdos de fruta roja madura, con puntos sazonados, balsámicos y especiados dulces.
La boca tiene una buena entrada en cuanto a golpe inicial de dulzor frutal, media alta linea de acidez, con los taninos golosos y pulidos, tiene un suave recorrido, no es un vino denso en exceso.
Media alta persistencia, con la vía retronasal que deja recuerdos de fruta roja, ciruelas; vainilla en cuanto a evocaciones especiadas y un suave punto de regaliz, en lo que a balsámicos se refiere.
Llena bien las papilas de vinosidad, y me gusta más su final que su inicio.
Lo califico en esta añada 2009 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario