sábado, 8 de marzo de 2014

Château du Retout 2011.



Segunda de las muestras enviadas de modo desinteresado por los responsables del dominio bordelés Château du Retout, para mi cata y análisis, circunstancia esta que vuelvo a agradecer. Del vino blanco de esta misma bodega ya versé en una entrada de este blog, creando una armonía con un producto de otra empresa de alimentación que decidió enviarme muestras.
En esta oportunidad ocupa el protagonismo de hoy el vino tinto y la primera etiqueta del château.
Conjunción varietal de cabernet sauvignon, al sesenta y dos por ciento; con un treinta y tres de merlot, dejando la cantidad restante para la petit verdot.
Un Cru Bourgeois rutilante, bien equilibrado, que se desliza por la boca con los cánones precisos de finura y vinosidad, para poder afirmar que estamos delante de un vino fino, con potencial de guarda, equilibrado y de media complejidad.
Tras una cuidada selección del fruto y unos procesos de maceración y fermentación que se extienden por un periodo de entre tres y cinco semanas, la maduración en barricas de madera de roble francés se prolonga durante doce meses, acreditando la bodega una renovación de madera del veintiocho por ciento anual en todo el parque de barricas.
En copa parada muestra un color apicotado brillante, con buena intensidad y reflejos purpúreos. La nariz envía recuerdos de fruta roja madura con sensaciones de sazonado, especiados dulces y picantes, con algunas señas de flores rojas, guiño balsámico muy ligero y un fondo de poblada esencia mineral. La boca es profunda en el arranque, dando buena cuenta de la fruta madre, expresando una acidez longitudinal, que despliega frescura en el recorrido. Taninos alzados y golosos, diría que todos los elementos están ya bien integrados en el conjunto, aunque tal vez para la media del consumidor habitual, el vino precise de un corto espacio de tiempo adicional en botella, de cara a garantizar una degustación en plenitud. En lo que a mi respecta, lo pediría ya como vino de cabecera para una buena comida.
Buena persistencia, equilibrado, hay volumen y vinosidad.
En la retronasal encuentro, junto a la fruta roja madura, ciruelas y frambuesas; un tono especiado de vainilla y pimienta, con alguna sensación floral leve, punto balsámico, sello de cremosidad, y en el fondo una fina salinidad, que alarga sus sensaciones en la cata.
Buena añada esta del 2011, que califico como muy recomendable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario