domingo, 23 de marzo de 2014

Château des Laudes 2011.



Mi cordial agradecimiento a Antoine Artigue por su desinteresado envio de varias muestras de sus referencias vinícolas, siendo este Château des Laudes en edición de añada 2011, la primera de ellas que he catado, y que ocupa el protagonismo de hoy en esta entrada de mi blog.
Grand Cru de la apelación bordelesa Saint-Émilion, que cuenta con la consultoría externa del equipo de Stéphane Derenoncourt, para escenificar un vino tinto amparado en la conjunción tradicional de Burdeos, eso sí, con la merlot en primera fila de protagonismo.
En su maduración, hay un sesenta por ciento de barricas nuevas de madera de roble francés y un cuarenta por ciento de crianza en depósitos de cemento, con previas fermentaciones alcohólica y maloláctica.
Copa parada que exhibe un color apicotado con reflejos grana y violáceos ligeros, con la nariz que se presenta un tanto cerrada en el primer momento, agito y espero. En pocos minutos comienza a hablar la fruta, roja y negra maduras, con algunas notas de sazón, especiados dulces, apuntes florales y cierta sensación de terrosidad. Hay una guía de ebanistería en la fragancia, aunque siempre apareciendo por detrás de la influencia frutal. Boca que apunta dulzor frutal en el arranque, media alta sensación de acidez, demuestra buena concentración frutal, con los taninos marcados y acreditando que el vino tiene aún un largo recorrido. Más que de volumen, el vino puede presumir de punto de fruta, con una buena persistencia. La retronasal habla de ciruelas rojas, vainilla, flores rojas y una nota silvestre, dejando en segunda linea notas balsámicas, menos presentes en la vía nasal; y un final de sustanciosa terrosidad, que le otorga un carácter mineral.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.
Debe tener una buena progresión en botella, le seguiré la pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario