domingo, 30 de marzo de 2014

Bodegas Ramón Bilbao Crianza 2011.



Vino catado durante mi reciente asistencia al evento Carnaval del Vino de Haro, celebrado en el esplendoroso marco del claustro del Hotel Los Agustinos de Haro.
Lleva ya un buen tiempo haciendo muy bien las cosas esta bodega riojalteña, con Rodolfo Bastida al mando, siendo a mi juicio uno de los presentes valores seguros de la vitivinicultura de Rioja. Esto es, cualquiera de sus referencias resulta un seguro acierto cuando de elegir un vino para comer ó cenar en cualquier compromiso se trata.
El crianza 2011 de Ramón Bilbao es un monovarietal de tempranillo, acreditando una maduración en barricas de madera de roble americano que se desarrolla durante un periodo aproximado de catorce meses. En la añada que me ocupa, y aunque se trata de una presentación, el vino me ha parecido resuelto, bien perfilado, puede que aún con una leve necesidad de mayor afinado en botella, con una color que en copa parada muestra un tono cromático apicotado, con reflejos purpúreos.
La nariz apunta recuerdos de fruta roja madura, con algunas notas de sazón, especiados y balsámicos, con el final regalando un guiño fino licoroso.
La boca es amplia en cuanto a fruta, buen equilibrio en el avance, con buena traza de acidez y frescura, los taninos finos y golosos, alguna sensación leve de astringencia, con un punto franco de persistencia. Amable, con la retronasal enviando evocaciones de ciruelas rojas, vainilla y pimienta, regaliz y el mismo sabroso punto de licorosidad, que en algunos instantes me ha recordado a las guindas bañadas en licor, aunque no muy marcadas.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario