sábado, 22 de marzo de 2014

Bodegas Castillo de Sajazarra Solar de Libano VS Crianza 2010.


Del cinco de Julio de 2013 data mi crónica de cata en este blog, referente a la edición de añada 2009 de esta misma etiqueta, que la bodega riojalteña Castillo de Cuzcurrita, defiende en el mercado, a mi juicio con suficiente empaque y esplendor. Tuve la suerte hace ya unos meses de compartir con el enólogo de esta bodega una jornada de cata y maridaje con sede en la Escuela de Hostelería de la UPV de Leioa, en la que, además de otras referencias, pudimos disfrutar de este crianza vendimia seleccionada de la cosecha 2010.
Proporción mayoritaria de tempranillo, con algún aporte menor de graciano y garnacha, acreditando dieciocho meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, con tres meses adicionales de afinado en tinas de roble francés.
Mantiene la buena condición de la añada precedente, aunque considero que añade más finura, que sobre todo se aprecia en el paso por boca. Color apicotado con reflejos purpúreos y grana, enviando en vía nasal evocaciones de fruta roja madura, especiados dulces en segunda linea, buena integración aromática de la madera, que siempre permanece en segunda fila, manifestando la fruta un buen punto de fragancia, anoto sensaciones de sazón en segunda aproximación.
La boca arranca con buen punto de concentración frutal, equilibrio en cuanto a acidez, suavidad en el paso, los taninos finos y golosos, buena sapidez en el contacto con el paladar, el vino abre sus brazos y prolonga sus sensaciones, con la retronasal que marca recuerdos de ciruelas rojas, vainillas, ebanistería, un aporte láctico ligero y un buen final pleno en sapidez. Hidalguía de Rioja, sin duda.
Lo califico en esta añada 2010 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario