lunes, 10 de marzo de 2014

Bodegas Albamar Fusco Edición Especial Floreano 2012.



Con mi agradecimiento a los responsables de esta bodega lucense acogida a la más heroíca de las denominaciones, Ribeira Sacra; comienzo esta entrada del blog, que hoy se ocupa de versar sobre las excelencias de un monovarietal de mencía, en edición especial, correspondiente a la añada 2012.
Una etiqueta obra del fabricante de caricaturas Gogue, con su bonachón personaje Floreano en primera linea, viste la botella de este vino tinto, que fue elaborado con frutos procedentes de una parcela enclavada cerca del río Cabe, en Ferreira de Pantón, cuyas viñas se encuentras asentadas en terrenos de composición granítica y pizarrosa, en topográfica pendiente.
Es un vino con perfil lozano, fresco, que muestra en copa parada un color rojo apicotado, con reflejos cereza. Presencia fluída, con la nariz que aparece un tanto cerrada en primera aproximación, aunque tras unos segundos agitando la copa, comienza a difundir buenas y muy positivas expresiones de fruta roja, además de flores. Me da la sensación de estar delante de uno de esos vinos a los que yo califico como de reflexión, y por ello uso la agenda de mi iphone, para ir detallando uno a uno todos los puntos que me va trasladando, en esa comunicación siempre tan fascinante entre vino y catador.
Tiene luces de bohemia, un punto entre frutal y floral que enamora, deslizando después aromas de franca complejidad, especiados dulces, punto balsámico, silvestre y sobre todo mineral. Hay grafito, matorral, resinas, terrosidad. La boca es sabrosa, muestra un arranque en donde la fruta deja impreso un sello de golosas sensaciones, acidez longitudinal que desarrolla buena traza de frescura en el avance, con una perfecta expresión de lozanía, profundidad, buena concentración y paso graso. En cuanto a taninos se muestran finos y golosos, con la seña de persistencia prolongada, dando en la vía retronasal apuntes de frutos rojos maduros, vainillas, lácticos, anisados y resinas, matorral de monte bajo y un fondo mineral de muy buena complejidad e intensidad.
Un gran vino muy sincero y ejemplar en cuanto a la varietal que representa, que en esta añada 2012 califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario