jueves, 20 de marzo de 2014

Bodegas Albamar Albariño 2012.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega gallega, localizada en plena ría de Arouxa, en el municipio pontevedrés de Cambados; por su desinteresada colaboración con este espacio de cultura vitivinícola, mediante el desinteresado envio de muestras.
Es este albariño en edición de añada 2012, la segunda de ellas, que me dispongo a comentar, tras haber realizado su cata y análisis de rigor.
Vendimia y procesado del fruto en el día, sin despalillado y con cortos prensados. Reposado y desfangado, acomentiendo después un fermentado espontaneo con control de temperatura. Descube y estancia sobre lías finas por un periodo de cuatro a cinco meses.
En copa parada ofrece un color amarillo pálido con reflejos verdosos, dando en nariz buenas evocaciones de fruta cítrica, blanca con hueso y manzana verde, mostrando en segunda instancia apuntes florales comedidos y algún balsámico leve.
Me satisface más la boca, profunda en cuanto a fruta en el arranque, media alta traza de acidez, textura untuosa, buena largura, con una buena nota de vinosidad. La retronasal apunta evocaciones de manzana verde, pomelo, piña, con recuerdos de segunda escena que hablan de flores y hierba, con menor apunte balsámico que en la fase aromática. Epílogo sugerente de salinidad.
Un vino sabroso, de los que hacen salivar, a través de un buen equilibrio y un generoso punto de fruta.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario