domingo, 23 de marzo de 2014

Aguardientes : Little Bird London Dry Gin.




Mi cordial agradecimiento a Tim Moore y al resto de respondables de este London Dry Gin, por su desinteresado envio de esta muestra de su referencia, que está elaborado a base de pomelo, naranja, gengibre y siete especies botánicas adicionales, creando una ginebra recia, con primario efecto expresivo tradicional, muy ligado a estos aguardientes en su concepto de toda la vida.
No se añaden aromas artificiales, tampoco colorantes, siendo un destilado amplio, envolvente, y muy natural.
En su presentación hay espacio para una sugerente joven de inspiración vargiana, concepto artístico procedente de las impresiones que solían engalanar los aviones de combate durante la Segunda Guerra Mundial, que otorga al producto un aire vintage, muy acertado, que destila glamour.
Cristalina y brillante en copa parada, afronta la fase nasal con evocaciones cítricas, juniperus communis, notas de flores blancas y amarillas e hinojo.
La boca empieza demostrando su perfil de ginebra seca, desplegando un punto punzante breve, bien integrado el golpe alcohólico, una nítida huella de dulzor, contrastada con sugerentes puntos de acidez, buena esencia cítrica, amable y comedida en el paso, sin estridencias.
Evocaciones retronasales que marcan naranja y limón, hinojo y enebro, buen ramillete de flores, con un agradable guiño de dulzor que suaviza su personalidad licorosa, apacible final.
Me alegro de haber catado esta ginebra sola, sin compañías, aunque considero que podría ser perfecta para realizar cualquier combinado, por ejemplo un Dry Martini.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Presume de naturalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario