sábado, 22 de febrero de 2014

Vignobles Dulon Château du Vallier 2008.


Mi más sincero agradecimiento a los responsables de Vignobles Dulon, por su desinteresado envio de muestras, algunas de las cuáles ya he publicado en este blog con su correspondiente crónica de cata.
Hoy le corresponde el turno a este Château du Vallier en edición de añada 2008, una tradicional fusión varietal bordelesa, con la merlot como protagonista principal, con una proporción del sesenta por ciento; la cabernet sauvignon al treinta por ciento, y la cabernet franc, con un diez por ciento.
Frutos procedentes de viñas asentadas en suelos de composición arcillosa y gravosa, con vinificado por separado de las diferentes varietales y una maceración en frío pre fermentativa. Fermentación alcohólica que discurre en depósitos de acero inoxidable, con control de temperatura, prolongándose durante un periodo de entre dieciocho y veintiocho jornadas.
Tras la maloláctica, llega la crianza de doce meses en barricas de madera de roble francés.
El resultado es un vino que en copa parada muestra un color apicotado con reflejos púrpura y grana, nariz que envía evocaciones de fruta roja madura, con ahumados y especiados dulces en segundo término, no demasiado complejo en cuanto a aromática.
El arranque escenifica buen aporte de fruta, tonos jugosos, linea media de acidez, con buena sensación de frescura en el avance, los taninos se muestran finos y pulidos, con una seña de persistencia de intensidad media alta. Amable en el paso, se deja beber con suavidad.
La retronasal aparece marcando recuerdos de ciruelas y frambuesas, punto ahumado, con recuerdos de vainillas finas y un fondo de ebanistería.
Sin ser un dechado de complejidad, en cambio sí es un vino que aporta buena personalidad en cuanto a la fruta que le da vida.
Lo califico en esta añada 2008 entre recomendable y muy recomendable.
A veces no hacen falta grandes despliegues, con un buen equilibrio, franca fruta y persistencia, es suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario