domingo, 2 de febrero de 2014

Oakville Ranch Cabernet Sauvignon 2010.


Vino catado durante mi pasada asistencia a la edición 2013 de la feria bordelesa Vinexpo.
Estamos ante una bodega creada en el año 1989 por la londinense Mary MacInnes Miner y su esposo Bob. Tras enviudar en el año 1994, Mary contrata como enóloga a Anne Vawter y Phil Coturri se hace cargo del viñedo, buscando mantener y consolidar la bodega.
Un vino potente, sincero, con larga vida y tiempo de afinado por delante, mostrando en copa parada un color apicotado intenso con reflejos violáceos, desplegando en nariz recuerdos de fruta negra madura, golosa y en sazón, con noticias aromáticas de caramelo y ahumados, alguna seña balsámica menos marcada, flores rojas y oliva negra. Muy buena complejidad en el perfume.
Arranca en boca con tonos amplios de fruta, es goloso y profundo, lineal de acidez prolongado, con los taninos aún alzados y marcados, precisan afinado, noto cierto amargor en las encías, con la astringencia rotunda. Creo que precisa tiempo de guarda responsable en botella. Ampuloso, potente y pleno, no secante en exceso. Retronasal que abunda en arándanos y frambuesas, pétalos de rosas, ahumados, cierta cremosidad, regaliz y caramelos de café con leche.
Hay en su final algunas notas de amargor, que prolongan sus sensaciones.
Lo califico, pendiente de su más que seguro afinado en botella, y en esta edición de añada 2010, como muy recomendable. Presume de equilibrio entre fruta y madera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario