lunes, 24 de febrero de 2014

Domaine La Maurine Viognier 2013.



Mi cordial agradecimiento a los responsables de este dominio vitivinícola francés, localizado en el municipio de Causses et Veyran; por su desinteresada contribución a este espacio de cultura del vino, mediante el envio de varias muestras de sus referencias.
El caso que me ocupa en esta entrada del blog es el que hace mención a su monovarietal de la uva viognier, elaborado con frutos procedentes de un viñedo asentado sobre suelos de composición arcillosa y calcárea.
En su proceso de vinificado, hay espacio para una maceración pelicular previa a la fermentación, débourbage en frío, dando paso después a los depósitos de acero inoxidable en donde comienza la actividad de los micro organismos que procesan los hidratos de carbono para la obtención del etanol, dióxido de carbono y las correspondientes moléculas de adenosín trifosfato, ó lo que es lo mismo proceso biológico de fermentación, explicado por una vez y sin que sirva de precedente con mayor profundidad que de costumbre. Durante este proceso, importante; hay plena ausencia de oxígeno.
Dejando atrás el tecnicismo, este monovarietal de viognier, ha exhibido en copa parada un color amarillo pálido con reflejos verdosos. Nariz que presume de fruta cítrica y más suave tropical, dejando en segunda instancia notas florales, y en el perímetro aromático algunas huellas balsámicas, más bien débiles.
La boca supera a la nariz, el vino arranca con un buen punto de dulzor, la fruta predominante; aporta frescura en el recorrido, traza media alta de acidez, textura untuosa. La retronasal envía recuerdos de mango y ciruelas, un ramillete de flores en donde aparecen evocaciones de magnolias y acacias, con cierta sensación, ya en el final; de vainillas.
Un vino bien trazado, en donde la expresión varietal se reconoce con precisión, al menos en mi caso.
Lo califico en esta nueva añada 2013 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario