jueves, 6 de febrero de 2014

Domaine de Magalanne Terre de Galets Signargues 2012.


Mi agradecimiento sincero a los responsables de este dominio vitivinícola francés por su desinteresado envio de muestras, al objeto de mi cata y análisis.
Estamos delante de un vino elaborado con un sesenta por ciento de syrah, un treinta por ciento de mourvèdre, con el diez por ciento restante para la garnacha.
El proceso de vinificado incluye vendimia manual, con una fermentación alcohólica de entre doce y quince días, siguiendo con la maloláctica y una crianza en barricas de madera de roble francés durante un periodo de diez meses en lo que respecta a la varietal mourvèdre.
En copa parada muestra un color apicotado ligero, con suaves reflejos malva.
La nariz comienza un tanto tímida, desplegando con una franca progresión aromática, sensaciones de fruta negra madura, sensaciones balsámicas bien marcadas, con una segunda instancia floral, dejando en el fondo un bonito tono de mineralidad, menor en prolongación.
La entrada en boca aparece dominada por un asomo de dulzor, mantenido en el avance, dando señas de una personalidad ligera en las formas, pero intensa en el fondo, cierta sutileza, marcada elegancia. Taninos finos y golosos, franca persistencia.
En la retronasal apunto notas de moras y flores, con un guiño balsámico de regaliz, apunte botánico, con una huella especiada de clavo y un final que expresa un sugerente amargor y una suave salinidad.
Un vino que hace de la sutileza en las formas su principal motivo de elegancia, y de su intensidad en el fondo, el mejor argumento vinoso.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario