viernes, 21 de febrero de 2014

Château Gigognan Châteauneuf du Pape Clos du Roi 2010.



Segunda referencia de este dominio vitivinícola francés, de las que puede catar en mi pasada asistencia en Burgos al salón de vinos El Alma de los Vinos Unicos.
Se trata de un châteauneuf-du-pape rouge de esos que es preciso catar con mentalidad parabólica, con visión de futuro, ya que demuestra desde la misma aproximación nasal, mucha lozanía, larga vida por delante.
Garnacha y syrah se complacen en formar pareja, con más proyección gustativa, de momento; de la primera de las varietales mencionadas, acreditando según los datos que me aportaron, una fermentación en depósitos de cemento, con una posterior maduración en barricas de madera de roble francés de entre dieciocho y veintidós meses, la garnacha en barricas de 45 hl., y la syrah en barriles.
En copa parada muestra un color rojo picota, con reflejos violáceos.
Nariz de mucha sutileza aromática, con fruta roja madura, con punto de sazón, evocaciones de té y botánica, algunos ahumados y especiados suaves, que dejan paso a un fondo tostado, no demasiado intenso. Alguna nota floral en una segunda aproximación.
Suave en su avance, media alta nota de acidez, con la fruta desplegando sensación de frescura y unos taninos finos y golosos, con una tenue nota de astringencia, que a buen seguro irá afinando su personalidad, mediando más tiempo de guarda en botella.
Demuestra prolongación y elegancia, aunque me gustaría poder catarlo de nuevo dentro de año y medio de estancia en botella, y en adelante.
Retronasal con sensaciones de ciruelas y cerezas, flores rojas, especiados más marcados que en nariz, oliva negra y té, con un final que expresa cierta salinidad.
De momento, y en espera de una mayor progresión, lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario