miércoles, 19 de febrero de 2014

Bodegas Vicente Flors Clotás M 2010.



Mi agradecimiento sincero a los responsables de esta bodega levantina, acogida al proyecto Microviñas, por el envio de varias muestras de sus referencias, siendo este Clotás M, la segunda de ellas que me dispongo a comentar, tras haber procedido a su cata.
Se trata de un monovarietal de la uva monastrell, que acredita catorce meses de maduración en barricas de madera de roble francés y americano, elaborado con frutos procedentes de viñas con setenta años de antiguedad, asentadas sobre suelos de composición arenosa y gravosa.
En copa parada exhibe un color apicotado de notable intensidad, con reflejos purpúreos.
Nariz que amanece con cierta timidez, precisa de unos minutos de paciencia, abriendo, tras un tiempo breve, unas notas francas de fruta roja madura con puntos de confitura, dejando ya en segunda instancia sensaciones tostadas y ahumadas suaves, procedentes de la madera.
Hay especiados y un fondo balsámico no muy marcado.
La boca es jugosa, con buen punto goloso en el arranque, media alta traza de acidez, suave en el paso, con los taninos finos y bien integrados en el conjunto, va de menos a más. Buena envolvencia, dejando una seña de buena persistencia. Retronasal que me envía evocaciones de ciruelas rojas y frambuesas, confituras, ahumados y alguna traza láctea no demasiado marcada. Punta balsámica más afinada que en nariz.
En el fondo final aparece un punto licoroso, que hace salivar.
Vino amable, no extenso en cuanto a expresión de complejidad.
En cualquier caso, me ha gustado.
Lo califico en esta añada 2010 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario