lunes, 3 de febrero de 2014

Bodegas Ruberte Tresor Garnacha 2012.



Mi agradecimiento a los responsables de Bodegas Ruberte por su desinteresada colaboración con este espacio de divulgación de la cultura vitivinícola, mediante el envio de tres muestras de sus referencias, siendo este Ruberte Tresor, en edición de añada 2012, la que cierra la galería de ellas en mi blog.
Monovarietal de la casta garnacha, elaborado con frutos procedentes de viñas viejas, utilizando en su elaboración depósitos abiertos, con macerados fríos durante treinta y seis horas. Lenta fermentación alcohólica, con una crianza en barricas de madera de roble francés que se prolonga durante un mes.
Vino que plantea en copa parada un color apicotado cereza con reflejos malva. Nace en nariz con cierta timidez inicial, deja señas de cerrado, aunque tras unos cuantos segundos de agitado en copa, comienza a expresar notas de fruta roja golosa y madura, pétalos florales rojos y violáceos, desplegando un fondo sugerente balsámico.
La boca arranca con profusa nota de fruta, media acidez en el avance, en todo momento denota frescura, llega firme al paladar. El mes de crianza en barrica no obtiene demasiado protagonismo, con una seña de persistencia de media alta intensidad.
Retronasal que nos habla de fresones y cerezas, regaliz y violetas, dejando en el final un punto sabroso y equilibrado de amargor, que prolonga su carta de presentación.
Amplio y bien trazado, va de menos a más, a medida que pasan los minutos y tras el descorche.
Lo califico en esta añada 2012 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario