martes, 4 de febrero de 2014

Bodegas Peique Rosado 2012.


Mi sincero agradecimiento a los responsables de las bercianas Bodegas Peique, por su desinteresada contribución con este blog de cultura vitivinícola, mediante el envio de varias muestras de sus referencias. Una de ellas, de otras ya he escrito en pasadas entradas tras la correspondiente cata, es este rosado de la varietal mencía, que en edición de añada 2012, se ha desplegado con una bonita presencia en copa parada.
Color rosa grosella con reflejos frambuesa, nariz que asimila recuerdos de caramelos de fresa, cerezas, algunas sensaciones florales, con un final marcado por una personalidad herbácea suave.
La boca es rotunda en cuanto a dulzor frutal en el arranque, deslizando una sensación viva de acidez, buen tono de frescura, media condición de pulpa, fluído en el avance, dejando en sus notas retronasales puntos de frambuesas y cerezas, señas de regaliz rojo, abundantes matices florales, con el fondo final que apuesta por una evocación de hierba fresca.
Es un rosado que en esta añada 2012 merece una calificación de entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario