martes, 11 de febrero de 2014

Bodega Viñas del Cabriel Renovatium 2011.


vinosdecuenca.es
Mi agradecimiento a los responsables de la empresa Vinos de Cuenca, por su desinteresado envio de muestras, al objeto de mi cata y análisis. Este vino tinto, uno de los recibidos;  fundamentado en una fusión varietal de syrah y tempranillo, acredita una maduración de diez meses en barricas de madera de roble húngaro y americano, con un tiempo adicional de afinado en botella de seis meses, antes de su salida al mercado, respondiendo a un perfil de poca producción, con un número de botellas que no pasa de las tres mil.
En copa parada escenifica un color apicotado intenso, con reflejos violáceos.
La nariz llega marcando evocaciones de fruta roja y negra madura, con punto de sazón, tostados en segunda línea aromática, escoltando a la fruta que predomina, con algunas notas florales y de oliva negra, sustancia en el perfume, dejando para el final una buena sensación balsámica que se complementa con una fragante mineralidad.
Pleno en boca, carnoso en el paso, con el dulzor frutal reinando en el arranque, taninos golosos y bien marcados, seña de envolvencia y persistencia, profundo en fondo y forma. Tiene equilibrio y demuestra un magnífico punto de extracción. La retronasal habla de cerezas, moras y frambuesas, con algunas notas ahumadas y tostadas, que preceden a regaliz y flores violetas, y diría que un punto de grafito. Un bendito amargor final que le hace permanecer y que llena la boca de vinosidad.
Es un gran vino en excelente añada, que califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario