lunes, 3 de febrero de 2014

Azienda Arnaldo Caprai Sagrantino di Montefalco Passito 2008.



Agradezco a los responsables de esta bodega italiana, localizada en un emplazamiento vitivinícola de tanta tradición como Montefalco, su colaboración desinteresada con mi espacio divulgador de la cultura del vino, mediante en el envio de varias muestras de sus referencias.
La varietal Sagrantino di Montefalco, habitual sóla ó conjuntada con otras, en vinos dulces y fortificados, ha sido utilizada en los últimos tiempos, entre otras por la presente bodega; para elaborar también vinos secos.
Este passito en edición de añada 2012, acredita quince meses de maduración en barricas de madera de roble francés, con un periodo adicional de doce meses de afinado en botella, antes de su lanzamiento al mercado. En su técnica de elaboración se procede con un secado del fruto, tras un inicial prensado.
Copa parada que exhibe un color apicotado con reflejos teja, nariz en donde aparecen sustanciosas notas de fruta roja madura y confitada, punto de higo y dátil, con tostados ligeros y un incipiente guiño de ebanistería. Hay flores secas, en segunda aproximación, con un fondo perimetral que habla de manzana recubierta de caramelo y un mayor punto de ebanistería.
La boca tiene una traza glicérica, adivino que merece aguardar un tiempo más de guarda responsable en botella, para terminar de apreciarlo con mayores cotas de consistencia fortificada.
Media alta sensación de acidez, calidez en su alcance del paladar, guiño de salinidad, la fruta roja madura y confitada predominante en la instancia retronasal.
Exhibe al final un matiz terroso, que le concede un especial tono de largura y firmeza.
Denso y suave, no muy recargado en cuanto a sensaciones golosas.
Uno de esos vinos amables e intensos, que califico en esta añada 2008 como muy recomendable, en espera de volver a probarlo en unos cuantos meses, para determinar si puede subir más peldaños en la escalera del éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario