miércoles, 15 de enero de 2014

Château Penin Les Cailloux 2010.


Mi agradecimiento a los responsables de este dominio vitivinícola bordelés por su desinteresado envio de muestras, siendo este monovarietal de merlot, apodado Les Cailloux; la segunda del lote que me dispongo a comentar, tras haber efectuado la preceptiva cata.
Frutos obtenidos de viñedos plantados en tres hectáreas y media de terreno en propiedad, acreditando doce meses de maduración en barricas de madera de roble francés, con una estancia sobre lías de seis meses.
Vino no exento de cierta complejidad, aportando buena sensación de frutosidad, ofreciendo en copa parada un color apicotado intenso, con reflejos violáceos. Nariz que se abre con buen empaque de fruta negra madura, un punto de sazón, especiados dulces, ahumados ligeros, un corto matiz balsámico y otro láctico, este último muy ligero.
La boca se muestra fresca, con el arranque de dulzor bien amparado, acidez longitudinal, buen despliegue de frescura, taninos golosos y fundentes, sensaciones de franqueza varietal y envolvencia, dejando ya en el final, un punto suave de amargor, que en todo caso queda integrado en las sensaciones del conjunto.
La retronasal llega mostrando detalles evocadores de moras y frambuesas, vainilla y cierta esencia láctica, aunque predomina la fruta y los tonos balsámicos.
Es un vino de trago fácil, que tiene un avance fresco y suave, y que en esta añada 2010 califico entre recomendable y muy recomendable. Tal vez, tras un tiempo más de guarda en botella, entre seis y ocho meses más, logre mejor cota de afinamiento.
En cuaquier caso, ya está en buen momento de consumo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario