martes, 7 de enero de 2014

Champagne Guy Charlemagne Grand Cru Mesnillésime 2004.


Encontrarse en plena sobremesa de la cena de Nochebuena con un champaña como el presente, supone un viaje hacia el planeta del buen gusto, de la bendita fase adulta vinosa, esa que aunque muchos no alcanzan a entender, luego dirán algunos que los que catamos y escribimos asustamos a la media de los clientes y consumidores potenciales de sus bodegas; representa para mi uno de los más extraordinarios placeres que un vino ó un espumoso, pueden conceder a quienes los bebemos.
Con quince hectáreas de viñedo en propiedad, la maison Guy Charlemagne, está localizada en Le Mesnil-sur-Oger, y acredita su fecha de fundación en el año 1.892.
La chardonnay muy esmerada y perfilada, dejando en copa parada un color amarillo dorado y brillante, con buen despliegue de burbuja fina. Nariz en donde abundan las sensaciones de manzana reineta asada, con punto de cierta melosidad y caramelo tostado, flores amarillas, y una seña final que recrea mineralidad.
La boca es untuosa, con el punto de dulzor y acidez en perfecto equilibrio, aunque en sensaciones aromáticas puede parecer más madurado, en boca está pleno, vivo, con una buena nota en cuanto a frescura, envolvente y con media alta punta glicérica. Muy buena seña de persistencia, con el carbónico bien integrado. La retronasal aporta evocaciones de manzana asada, ahumados y tostados, galleta y levaduras, un guiño de cereal, melosidad y un epílogo que aporta notas de cierta terrosidad.
Un gran champaña en una añada colosal.
Lo califico como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario