jueves, 9 de enero de 2014

Adega Ponte da Boga Capricho de Merenzao 2010.



Comienzo agradeciendo de nuevo a los responsables de la bodega gallega Ponte da Boga, su envio desinteresado de muestras. Tras comentar mis impresiones, hace pocos días; sobre el monovarietal de mencía en edición de añada 2012, me dispongo en esta entrada del blog a versar sobre mis criterios de cata respecto a este Capricho de Merenzao, correspondiente a la añada 2010, con Dominique Roujou de Boubee, como responsable de enología y por lo tanto padre material y espiritual de la criatura.
Con única fermentación de mosto flor, sin prensado mediante, combinación certera de maderas usadas, proporción del sesenta por ciento; y depósitos de acero inoxidable, durante un periodo de diez meses, maloláctica incluída; y un afinado en botella de diez meses adicionales, es un vino que rinde homenaje a una de esas castas varietales recuperadas del olvido, la María Ordoña ó Merenzao, también conocida con los un tanto bruscos apelativos de Bastardo Negro y Baboso Negro.
En copa parada exhibe un color apicotado con reflejos grana, claro y brillante.
La nariz llega poblada de frutos rojos maduros, suavidad especiada y alguna nota ahumada, con un perímetro aromático que expresa aires de bosque y herbáceos ligeros.
Un vino que clama en pos de un perfil de perfume natural.
La boca es más compleja que la fase nasal, arrancando con buen punto de dulzor frutal, desarrollando buenos aires de acidez y frescura, profundo en cuanto a llegada, marcando en el paladar sensaciones de fruta y mineralidad, taninos golosos. Buena seña de persistencia, mostrando en cuanto a evocaciones retronasales, notas de frambuesas y grosellas, ahumados muy suaves, con aires balsámicos leves y un tono de mina de lapicero, bien marcado.
Largo en su fase final de cata, termina dejando un claro punto de mineralidad, complejo y sabroso; que me ha encantado. Preciosa la merenzao, profunda y generosa.
Califico esta añada 2010 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario