miércoles, 18 de diciembre de 2013

Vino y Arte : Laovejabala.com, arte en barricas / Exposición en Bodega Contador.












El proyecto de Raúl y Enrique no pasa desapercibido por sí solo. Si a sus barricas cinematográficas, añadimos el marco de una bodega como Contador, en el municipio de San Vicente de la Sonsierra, la cosa adquiere aún más calado, sobre todo por el hecho de que los dos artistas han elegido con absoluto acierto, los lugares de la bodega de Benjamín Romeo, en los que situar las piezas de su artística colección.
Con Enrique comentado la complejidad de cada barrica y las características de la aplicación de los motivos cinéfilos a la obra, el recorrido por los pasillos, salas y galerías de Contador, fue del todo ameno. Detalles como el hacha de El Resplandor, con un Jack Nicholson frenético; las escamas interminables del dragón que escolta a Bruce Lee, el gorro rojo que resalta junto a Charles Chaplin, el cromático Batman, el gesto picaresco del De Niro de Taxi Driver, las bananas en manos de Travolta y Jackson, homenaje de los dos artistas al gran Bansky como nos explicó el propio Enrique; el entrañable Hitchcock con el cuervo en el hombro ó el gran Eastwood con la S&W Modelo 29 coincidente en la punta del cañón con la piquera de la barrica, son los que hacen de esta exposición algo más que un simple instante de observación. Todo en las barricas cinematográficas de Raúl y Enrique tiene un sentido, un punto divertido, un recuerdo que llega a colación cuando te explican cómo se realizaron.
Tras disfrutar de esta galería de artísticos diseños, ya en el establecimiento que Benjamín Romeo regenta en San Vicente de la Sonsierra, La III Estación; aún hubo tiempo para posar junto a Enrique, junto a una barrica que recibe al visitante cuando cruza el umbral de la puerta, una gigantesca lata de Heineken, sugerida por esta pareja de artistas, a partir de una barrica más de las de su colección.
Laovejabala cuenta a su favor con dos factores : la calidad artística y el sólido valor de la imaginación, que lleva a la originalidad.
Agradezco a Enrique y a su mujer María, la muy entretenida mañana dominical que me ofrecieron, así como a Benjamín y Rafael por ser tan buenos anfitriones.
Y como le dije a Enrique, como buen admirador que soy de John Ford; la próxima barrica que sea para The Quiet Man.
De momento, las películas, todas ellas; bien elegidas.
La exposición, con sinceridad; brillante. Seguiremos a estos dos artistas, cuya obra exhibida en Contador, animo a visitar y admirar de cerca.

2 comentarios: