miércoles, 11 de diciembre de 2013

Marqués de Cáceres Rosado 2012.



Mi agradecimiento a los responsables de la bodega riojana Marqués de Cáceres por el envio desinteresado de esta muestra de la referencia de su vino rosado, en la edición de añada 2012.
Tempranillo y garnacha confluyen en un vino que se obtiene mediante el proceso de sangrado, tras una fermentación alcohólica que se lleva a buen término en depósitos de acero inoxidable, con control de temperatura. Estabilizado posterior en frío.
Predomina la personalidad de la tempranillo a lo largo y ancho de la cata, dando en copa parada un color rosa grosella, con algunos matices cobrizos. Tiene en su aproximación a nariz evocadores recuerdos de fresa y grosellas, con alguna esencia láctica menor, y un fondo en donde abundan los tonos florales.
La boca expresa un comedido tono de dulzor en el arranque, desplegando una prolongada seña de acidez, buena frescura; con textura fluída, anunciando largura y destacando en su retronasal apuntes de fresas, grosellas y frambuesas, con algunos matices lácticos, y un punto floral y balsámico.
Es largo en sensaciones, y deja una huella final que identifico como salina.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario