sábado, 28 de diciembre de 2013

José Aristegui Mencía 2012.



Monovarietal de la casta mencía, enviada de modo desinteresado por Jose Aristegui, desde la denominación Valdeorras, hecho este que aprovecho para agradecer.
La brevedad del paso por barrica, entre tres y cinco meses de estancia en barricas de roble francés; y la indudable personalidad frutal que despliega el vino en boca y nariz, conceden a esta Mencía, la condición de franca, plena y potente, mostrando en copa parada un color apicotado intenso, con reflejos violáceos. Nariz densa, llena de viveza, dando evocaciones de fruta roja y negra maduras, con algunas notas lácteas y balsámicas, menores indicios florales.
La boca se muestra robusta, con nervio; fondo muy frutal en el avance, desplegando frescura y una amable acidez. Suave pero rotundo, llena la boca de sensaciones y concede el beneplácito golmajero de la ducha de fruta en estado de grata pureza.
Por momentos envía algunos recuerdos de caramelos ácidos y de yogur de frutos del bosque, aunque la marcada condición balsámica que aparece con más intensidad en la retronasal, le concede un perfil de buena complejidad y largura. Finaliza con ligeras insinuaciones de matorral de monte bajo.
Un vino bravo, de trago amable, alma de vino y potencia varietal.
De esos vinos que gustan por su bendita, aunque a veces difícil de encontrar; sencillez.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario