jueves, 26 de diciembre de 2013

Domaine Marc Colin et Fils Chassagne-Montrachet Les Encégnièrs 2008.



Con frutos de chardonnay procedentes de una parcela localizada junto a Batard Montrachet, en las cercanías fronterizas de Puligny, Pierre Yves Colin, digno sucesor generacional de Marc desde el año 1995; elabora este Les Encégnières, que en su añada 2008 me ha servido, durante los momentos previos a tomar asiento en la mesa de la cena de Nochebuena; para aclimatar mente y papilas al ritmo culinario del primer gran ágape navideño.
La principal virtud de los métodos de elaboración de este dominio consiste en el uso de levaduras propias de cada viñedo, y en el caso de esta etiqueta, en un suave prensado neumático, junto con una maduración en barricas de madera de roble francés, por un periodo de diez meses.
En copa parada muestra un color amarillo dorado y brillante, con una seña en nariz que da notas de fruta cítrica, ligeras muestras florales, con algunas huellas ahumadas y tostadas, frutos secos incipientes, aunque no dominantes.
La boca supera a la fase aromática, con un genial equilibrio entre dulzor y acidez, la frescura galopando en el avance, pureza varietal y frutosa, textura untuosa, potencia y concentración. Un vino envolvente, que provoca la salivación y una segunda y tercera copa.
La retronasal abunda en notas de limón, cremosidad, con leves notas de flores blancas y más intensas amarillas.
Sustancia, pulpa y mucha fruta, lo califico en esta añada 2008, entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario