lunes, 2 de diciembre de 2013

Bodegas y Viñedos de Gómez Cruzado Reserva 2007.


Aunque Gómez Cruzado fue otra de las bodegas presentes en el capítulo 52 de la Cofradía del Vino de Rioja, hecho que aprovecho para agradecer; lo cierto es que ya no fui capaz de catar más referencias de todas las presentes, algunas ya catadas con anterioridad en otros actos y eventos; antes de la comida.
Hay ocasiones en la vida en las que todo el sentido y la sensibilidad deben reservarse para asimilar la carga emocional del momento, y como es obvio no todos los días se recibe un honor como el que supone ser cofrade numerario de una asociación tan legendaria y cargada de tradición como esta.
Como no quiero dejar pasar la presencia de Gómez Cruzado en un evento de este tipo, traigo a colación este reserva de la bodega, en edición de añada 2007, catado durante mi pasada asistencia a la DWCC 2013, que se celebró en el marco del Rioja Fórum de Logroño.
Tempranillo de Rioja, en cuyo proceso de vinificado se incluyen tres jornadas de maceración prefermentativa, con diarios remontados y delestage durante su proceso de fermentación alcohólica que tiene lugar en depósitos troncocónicos de acero inoxidable. Maduración de dieciocho meses en barricas de madera de roble americano, en un cincuenta por ciento; siendo la parte restante para barricas de madera de roble francés nuevo.
Es un vino que en copa parada muestra un color apicotado de buena intensidad, con reflejos grana.
La mayor virtud de este vino tiene que ver con una buena complejidad, transmitida en base a recuerdos de fruta roja madura, notas licorosas, marcando en segunda instancia señas de especiados dulces, sensaciones torrefactas y tostadas, y un perímetro aromático entre silvestre, matorral; y ahumados finos.
La boca es ancha, con un buen arranque que muestra un buen equilibrio entre el dulzor de la fruta y una frescura que se despliega gracias a una jovial traza de acidez, taninos golosos y pulidos, deja escapar en el contacto con el paladar un guiño picante, bien equilibrado.
Muy buena persistencia, amparando en la retronasal evocaciones de ciruelas rojas y grosellas, vainillas y pimienta, regaliz, ahumados y lácticos, estos en menor intensidad; con un sugerente recuerdo final entre salino y amargo, que prolonga las sensaciones.
Amplio, sabroso y con mucha personalidad y marcado carácter.
Lo califico en esta añada 2007 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario