lunes, 23 de diciembre de 2013

Bodega Marañones Labros Garnacha 2011.


Vino cuya crónica de cata recupero de la agenda de mi iphone, y que pude apreciar durante mi pasada asistencia al salón de vinos de Jean Marcos, celebrado en Santander, durante este año que está a punto de finalizar.
Frutos de la casta varietal garnacha vendimiados en la parcela Viñas de Los Lloros, cubierta con cepas con una media de antiguedad de setenta años, asentadas sobre suelos de composición granítica.
Fermentación con levaduras autóctonas, aplicando proceso de pigeage, acreditando una maduración en barricas de madera de roble francés, durante un periodo de doce meses.
En copa parada muestra un color apicotado suave con reflejos grana y rubídeos, nariz profusa en matices frutales, alegando evocaciones de grosellas y frambuesas, con motivos balsámicos de intensidad débil, profundizando en matices minerales, predominantes al final de la fase nasal. En una segunda aproximación, tras agitar la copa, aparecen tonos especiados, pimienta; y un punto que me ha recordado a almendra verde.
La boca es alargada, potencia y cierto brillo licoroso, manteniendo un buen equilibrio en el avance, con una buena línea de acidez, desplegando frescura, taninos golosos y pulidos, esgrime un suave amargor no muy pronunciado, con un guiño salino que completa una retronasal de fruta, especiados y mineralidad, nota de grafito.
Un vino cuya complejidad me ha encantado.
Lo califico en esta añada 2011 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario