miércoles, 20 de noviembre de 2013

Viña Cobijo Cueva de Lobos Crianza 2010.



Un tempranillo monovarietal crianza en edición de añada 2010, catado con sólo quince días después de su embotellado, que nos sumerge en la leyenda de la luna, una cepa y el lobo, puro misterio y romanticismo, nada que ver con el potencial firme de un vino rotundo en cuanto a franqueza varietal, fácil de beber, amable en el recorrido, con una clara expresión aromática en cuanto a fruta, desplegando recuerdos de fresones y cerezas, sensaciones lácticas muy finas, especiados dulces incipientes y puntos florales, seña silvestre que sirve de perímetro olfativo.
Sin derrochar una complejidad marcada en exceso, es un vino que sí acompaña la fruta por ciertos valores aromáticos.
La boca es intensa, bien desplegada en cuanto a dulzor y acidez, imprimiendo frescura y lozanía en el avance, con taninos golosos y fundentes, punto de cremosidad en su llegada al paladar.
Buena seña de persistencia, con la fruta roja lozana y fresca, pétalos de flores rojas, y una huella especiada marcando la retronasal, más intensa que la aromática pero también más breve.
Un vino que se bebe con buena gana, y que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario