sábado, 23 de noviembre de 2013

Pisco Kappa.


Pisco de la familia Lapostolle, catado durante mi pasada asistencia a la feria bordelesa Vinexpo 2013, que fue para mi todo un descubrimiento, potente y floral, suculento y embriagador, lleno de matices, representando a la casta varietal moscatel de Alejandria, sensualmente engañador, con una entrada en nariz y boca que parece poética, pero que a medida que se despliega el avance, comienza a llenar de fragancias y sensaciones intensas, con un grado de alcohol elevado, en clave aguardiente; pero bien integrado.
El pisco chileno difiere en gran medida de su pariente, el procedente de Perú; y se produce mediante la destilación de los granos de uva, sin mediar antes de su embotellado la presencia de madera, por lo que aunquese considera un tipo de brandy, es más nitidamente afrutado que este, expresando durante su cata un punto floral en plenitud.
Kappa es un pisco de estética amarilla pálida, con reflejos acerados, planea en la nariz un tono cítrico muy suave, con frutas blancas suavemente acompotadas, puntos florales diversos, desde jazmín a flor de naranjo, acacias y pétalos de rosa blanca.
La boca esgrime el potencial alcohólico que defiende, pero siempre en un tono bien equilibrado, sin resultar agresivo, calentando al bajar, pero manifestando un punto de frescor frutal bien representado.
Amplio, de paso suave, medio untuoso, con elegancia incontestable.
De la condición de fruta cítrica que expresa en la vía retronasal, surgen ramilletes de flores, amplia galería blanca y amarilla, con un perimetro gustativo que nos habla de limón, lichis, pera, albaricoque, con una sugerente seña herbácea final.
Un destilado apasionante, que califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario