miércoles, 20 de noviembre de 2013

Gran Ababol Verdejo Fermentado en Barrica 2008.


Agradezco a los responsables de esta bodega vallisoletana su desinteresado envio de muestras en clave de colaboración con este blog de cultura vitivinícola. Los viticultores Sacristán Mena remontan su presencia elaboradora al siglo diecinueve, siempre localizados en La Seca, zona en donde el viñedo siempre parece hablar por sí solo.
Este monovarietal de la casta verdejo, se elabora con frutos procedentes de viñas con una media de edad de veintiseis años, asentados en suelos de composición arenosa. Tras la vendimia, se procede con una maceración de doce horas, con posterior prensado neumático, fermentación espontánea en frío, y maduración de veinte meses en barricas de roble francés, en una proporción de madera nueva del cuarenta por ciento, aplicando battonage regulares durante ocho meses.
El resultado es un vino blanco seco, que en copa parada esgrime un color amarillo dorado de cierta intensidad y brillo, nariz que se abre con tonos ahumados, tostados suaves. Agito la copa y espero, en una segunda aproximación el vino comienza a perder la timidez inicial, abriendo evocaciones aromáticas de manzana, piel de cítricos, flores blancas y amarillas, nota liviana de membrillo, con los tostados de la madera siempre presentes, pero ya en segundo término.
La boca comienza con un punto conciso de dulzor frutal, despliega la acidez con longitud, mostrando largas credenciales, incontestable sensación de fruta que se apuntala en el mismo instante en el que el vino alcanza el paladar. La persistencia es media alta, y en cuanto a la retronasal percibo recuerdos de pera y clementina, con incisivas sensaciones florales. Le queda un punto de progresión para apuntalar la retronasal hacia las mismas sensaciones completas de la fase olfativa.
Fino amargor final que abre un perfil de mineralidad, que prolonga las sensaciones.
Lo califico en esta añada 2008 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario