viernes, 15 de noviembre de 2013

Castillo de Sajazarra Matí 2011.


Vino catado durante mi reciente visita a la bodega Castillo de Sajazarra, en donde fui atendido con todo tipo de explicaciones y detalles por un hombre de vino, como es Jabier Marquínez.
Vino kosher elaborado con base monovarietal de tempranillo, acreditando cinco meses de maduración en barricas de madera de roble, aportando en copa parada un color rojo apicotado con reflejos púrpura, nariz que muestra un buen aporte de fruta roja madura, con notas sugerentes de sazón, liviana seña de especiados dulces, con un punto balsámico en el perímetro del perfume.
Sustancia en boca, amplio en el recorrido, con buen equilibrio entre dulzor frutal y acidez, taninos golosos y pulidos, avanza con suavidad, expresando media alta persistencia.
Retronasal que nos habla de ciruelas rojas, lácticos y especiados ligeros, con una nota balsámica concisa pero marcada. En el final una muy sensual nota de mineralidad, que se abre y atrapa, evocando grafito y acompañando a las sensaciones, siempre presentes durante la cata; de buena fruta roja.
Un vino de trago fácil en el inicio, que poco a poco se va volviendo complejo, expresando una sabrosa huella de terroir. El final es esplendoroso. A mi me ha encantado.
Lo califico en esta añada 2011 como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario