martes, 26 de noviembre de 2013

Bodegas Ramón Bilbao Reserva 2008.


Con fecha veinte de junio de 2013 figura en este blog una entrada correspondiente a esta misma referencia de Bodegas Ramón Bilbao, en idéntica añada.
Fue aquella una cata precipitada en cuanto a presentación del vino, ya que apareció en escena, a mi juicio antes de tiempo, tal y como referí en la entrada datada y mencionada.
Afirmé que más tiempo de afinado en botella le haría justicia, y en efecto así ha sido, tal y como pude comprobar tras catar este vino algunos meses más tarde, durante mi presencia en la DWCC 2013 de Logroño.
Cristina Hernando a los mandos y servidor dispuesto a comprobar como progresa un vino en botella, mediante ese tan mentado afinado.
Copa parada que esgrime un color apicotado con reflejos grana y suavemente purpúreos.
Nariz adornada con evocaciones de fruta roja y negra maduras, con suaves sensaciones de dulzor, balsámicos y especiados delineando la segunda línea aromática, dejando una huella final de grafito, nota mineral.
Tempranillo, mazuelo y graciano; con veinte meses de maduración en barricas de madera de roble americano, que aportan en boca una buena seña de sustancia, hay densidad y largura en el recorrido, textura aterciopelada, taninos pulidos y golosos, buena persistencia y volumen.
La retronasal aporta recuerdos de ciruelas rojas y frambuesas, vainilla, guiños de flores violeta y alguna seña entre cremosa y ahumada, epílogo que me recuerda a mina de lapicero, buena longitud final.
Lo califico en esta añada 2008 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario