miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bodegas Ostatu Lore 2010.


Vino catado durante una reciente visita a la bodega Ostatu, un blanco elaborado con frutos procedentes de un viñedo asentado sobre un suelo de composición caliza, con exposición norte, cuya plantación data de los años sesenta. Valcabada es una de esas parcelas singulares que hacen de una bodega como Ostatu, un santo y seña dentro de Rioja Alavesa, un dominio cuyo terroir le caracteriza.
Aportes varietales paritarios de viura y malvasía, con un fermentado en cubas de roble, por un periodo de seis meses.
En copa parada exhibe un color amarillo pajizo, buen brillo.
Nariz que envía recuerdos complejos y muy expresivos, en donde la fruta resulta predominante, con notas cítricas, pera y manzana, tostados y especiados, algunos tonos de hierbas aromáticas, ahumado, con un buen repertorio de sugerentes evocaciones de la madera, incluyendo vainillas y flores blancas y amarillas, tras agitar la copa y acometer la prueba olfativa por segunda vez.
Boca ampulosa, con buen arranque de fruta, mantiene un recorrido untuoso, pleno; con la traza de acidez bien desplegada, expresando frescura, envolvente, prolongado.
Es uno de esos vinos blancos que aguantan la regularidad vinosa hasta el punto final, persistente, manifiesta una retronasal sabrosa, buena pulpa de fruta, buen componente cítrico, manzana, pera limonera, incipiente sensación que evoca melosidad, vainillas y ahumados, notas silvestres, fina concepción floral y suavemente herbácea.
Es profundo, y creo que lo será más aún, tras una guarda moderada en botella.
De momento, lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario