sábado, 16 de noviembre de 2013

Bodegas Muga Torre Muga 2009.


Vino catado durante mi asistencia a la DWCC 2013, evento celebrado en el Rioja Forum de Logroño recientemente.
¿Qué decir de una de mis referencias predilectas de Rioja?.
Conjunción varietal de tempranillo, al setenta y cinco por ciento; mazuelo, quince; y graciano, diez por ciento, vinificado con fermentación espontánea, en depósitos de madera, maceración durante dos ó tres semanas, con veinticuatro meses de maduración en barricas de madera de roble francés, de los que dieciocho se acreditan en madera nueva, clarificación final con clara de huevo.
Un vino rotundo, que aunque precisa de algún tiempo más de afinado en botella, deja ya seña clara de que responde a una añada de esas que enamoran, por intensidad, por vinosidad, por un buen equilibrio entre fruta y madera, por una expresividad de la fruta que ensalza un perfil sensual, una frescura y acidez en el avance por boca que se despliegan con rotundidad, buena estética en copa parada pintando un rojo picota con algunos reflejos purpúreos, sensación optica densa.
La nariz esgrime frutos rojos maduros, con especiados diversos, grafito, lácticos, tostados y ahumados, estos más livianos; y un testigo aromático que yo he identificado como frutos secos en confitura.
Perímetro del perfume que deja una huella balsámica bien marcada.
La boca es sabrosa, densa, larga y profunda, con una arranque en donde la fruta presenta una vez más sus credenciales con orgullo y clase, perfeco despliegue de la acidez, magnífica traza de frescura en todo el recorrido, textura cremosa, corpulencia y nervio, volumen y estructura.
Los taninos se presentan fundentes, alzados; evidencian que al vino le falta más tiempo de guarda para terminar de alcanzar la gloria, aunque ¿qué quieren? a mi ya me encanta.
Pleno en cuanto a persistencia, ducha de fruta en el paladar, potencia con control.
Retronasal que llega marcando ciruelas rojas y grosellas, algún apunte de moras silvestres, con pimienta negra y vainilla, regaliz, un toque salino y otro de grafito, ahumados y lácticos que parecen engarzarse, confituras frutales.
Ampuloso, muy frutal.
Lo califico en esta gran añada 2009 como más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario